alcohol caudete digital

La Policía Local de Caudete intensifica los controles de consumo de alcohol y drogas Un aumento del número de controles policiales lleva aparejada una reducción en el número de accidentes con víctimas

Ayuntamiento

Mª Dolores Requena Azorín, concejal de Seguridad Ciudadana, ha informado de que entre los pasados días 14 y 20 de agosto los agentes de la Policía Local de Caudete han llevado a cabo controles de alcoholemia aleatorios en diferentes puntos del casco urbano y sus accesos. El objetivo es vigilar el consumo de alcohol en los conductores, dentro de la campaña desarrollada por la Dirección General de Tráfico en todo el país.

Dentro de esta campaña, en el casco urbano de Caudete se han realizado un total de 196 pruebas de alcoholemia a conductores, resultando 4 de ellas positivas y por encima del límite permitido (proponiéndolos para sanción). Esto supone un 2,04% del total de los conductores sometidos a la prueba.

El pasado día 15 de agosto, en uno de los controles de alcoholemia instalados, los agentes observaron cómo un turismo que se aproximaba al control, al percatarse de la presencia policial, detenía la marcha en el arcén. Pudieron observar claramente cómo su conductor accedía interiormente a los asientos traseros, dejando libre la posición del conductor. Tras realizarle la prueba de alcoholemia y requerirle su documentación personal, se obtuvo una tasa positiva de 0,20 mg/l. Comprobaron también los agentes que dicha persona carecía de permiso de conducir por no haberlo obtenido nunca. Por este motivo, se le instruyeron diligencias penales por un presunto delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor sin permiso o licencia, las cuales fueron enviadas al Juzgado de Almansa. Además, fue también denunciado por superar la tasa de alcoholemia.

Controles en Fiestas

Fuera de estos controles, y en la misma semana, se produjo un accidente con resultado de daños materiales dentro del casco urbano. Sometido el conductor a la prueba de alcoholemia, este arrojó una tasa superior a 0,60 mg/l de alcohol en aire espirado, por lo que se procedió a imputarle un delito contra la seguridad vial.

«Todos estos controles policiales tienen como objetivo prevenir que personas que han bebido o consumido drogas circulen por las carreteras y ciudades. Un aumento del número de controles policiales lleva aparejada una reducción en el número de accidentes con víctimas. El uso de vehículos en estas condiciones supone un grave riesgo para el propio infractor, y especialmente para el resto de ciudadanos», asegura la concejal.

Se recuerda que con motivo de la celebración inminente de las Fiestas Patronales de Moros y Cristianos, y con anterioridad a las mismas, por la seguridad de todos, se intensificarán los controles en aras a comprobar las tasas de alcohol y ausencia de drogas en los conductores.