Los enganches ilegales obligan a los Bomberos de Villena a utilizar linternas en el trabajo

Sucesos

Los continuos apagones que sufre el Parque de Bomberos de Villena están obligando a sus efectivos a utilizar las linternas del trabajo y emplear alargaderas para poder iluminarse. Los cortes en el suministro eléctrico se mantienen de forma intermitente desde hace tres semanas y tienen su origen en la sobrecarga de la red debido a los enganches ilegales de las viviendas del conflictivo barrio de San Francisco, conocido coloquialmente como El Poblao.

El Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante ha elevado sus quejas solicitando una inmediata solución del problema, ya que se está comprometiendo la rapidez de las intervenciones de los bomberos y, por tanto, la eficacia del servicio. Cabe destacar que en estos casos tardar dos minutos más o menos puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de una persona en caso de incendio o accidente.

Los apagones han llegado a afectar a toda la base y durar varias horas, sobre todo en horario nocturno, pero lo habitual es que inutilicen una de las dos fases que abastecen de electricidad a todo el recinto. En estos casos, la falta de electricidad afecta a la cocina, la oficina del cabo, las comunicaciones de emergencia y la zona donde se encuentran los camiones.

Pues bien, para suplir este problema los bomberos están empleando las luces de las linternas del trabajo para poder cocinar y han tenido que instalar alargaderas, desde la fase eléctrica que se mantiene activa hasta la que está inoperativa, para poder recargar la emisora y los teléfonos portátiles, el ordenador del servicio y el surtidor de gasoil y aire que abastece a los vehículos de emergencia.

Comparte esta noticia:
- | |

Deja una respuesta