El alcalde de Caudete desea informar y aclarar conceptos a los ciudadanos sobre GEURSA

Ayuntamiento

Comunicado de José Miguel Mollá Nieto, Alcalde de Caudete

«¿Qué es GEURSA? ¿Qué está pasando con Geursa? ¿Cómo nos va a afectar Geursa en el futuro?

Ante los diferentes articulos de opinión y comentarios en televisión recientemente publicados en diferentes medios de comunicación por Psoe, Ganemos, etc., creo conveniente dar mi opinión como Alcalde de todos los caudetanos y poner blanco sobre negro para intentar trasladaros la situación real de Geursa con la mayor claridad e imparcialidad posible.

¿QUE ES GEURSA?

Geursa es una empresa que crearon los socialistas cuando gobernaba Vicente Sánchez Mira, el señor José Antonio Montesinos (como concejal de Hacienda) y doña Concha Vinader (como concejala de Urbanismo) para, decían ellos, “gestionar el urbanismo en Caudete” y, principalmente, el PTEC (Parque Tecnológico Empresarial Caudetano) o para entendernos mejor, el polígono de encima de las vías del tren.

Inicialmente tenían previsto ubicar las oficinas de Geursa en el propio PTEC, que habría sido lo normal, ubicar las oficinas en el propio espacio a gestionar (vean ustedes que cuando una promotora monta un piso piloto no lo monta en el pueblo de al lado, ¿verdad?, lo monta en el mismo bloque de viviendas que quiere vender, es lo lógico). Pero en este caso no fue asi. Para ubicar las oficinas de Geursa compraron la que fue sede, qué casualidad, de Caja Castilla la Mancha, que por aquellas fechas comenzaba a estar en boca de todos porque la habían arruinado también los gobernantes socialistas regionales, dejando deudas de más de 7.000 millones de euros, ¿lo recuerdan ustedes, señores ciudadanos?

Si fuese un malpensado, diría que lo hicieron para inyectar liquidez a dicha caja, con el fin aportar su “granito de arena” para ayudar a intentar remediar la tropelía  de los dirigentes regionales…  Nunca nos explicó ninguno de los entonces gobernantes socialistas de Caudete por qué pagaron por ese edificio 255.000 € (42 millones de pesetas) más el coste de la reforma, que ascendió a 126.955 € (21 millones de pesetas).

Tampoco explicaron nunca los mandatarios socialistas locales, por qué motivo no formaron la Entidad de Conservación, que sería la encargada por cuenta de los propietarios de las parcelas del PTEC del mantenimiento de los viales, iluminación y jardines de todo el Parque Tecnológico. Si no es casco urbano, ¿por qué tenemos que pagar entre todos los caudetanos el coste de mantenimiento de viales, jardines, el recibo de la luz y el del personal de mantenimiento de una propiedad que es privada? Todo esto nos cuesta a los caudetanos anualmente más de 75.000 € (12 millones de pesetas) ¿Cuántas actividades y servicios se podrían realizar anualmente con este dinero?

Con estos datos, creo que queda suficientemente explicado qué es Geursa.

La siguiente incógnita que voy a intentar explicar es, ¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON GEURSA?

Son muchas las versiones interesadas que van circulando por diversos medios y que no se ajustan a la realidad. Para responder bien esta pregunta, voy a dividir la respuesta en dos partes. La primera: CÓMO NOS ENCONTRAMOS GEURSA AL LLEGAR AL AYUNTAMIENTO, y la segunda:  POR QUÉ SOLICITAMOS EL CONCURSO DE ACREEDORES.

1ª) CÓMO NOS ENCONTRAMOS GEURSA AL LLEGAR AL AYUNTAMIENTO:

Cuando el alcalde Mollá (como les gusta llamarme a los socialistas) y sus concejales entraron a gobernar el Ayuntamiento en junio de 2011 (es conveniente recordar que en minoría, lo cual quiere decir que nunca pudimos hacer lo que de verdad nos hubiese gustado), además del desastre económico existente en el Consistorio, se encontró con otro no menos importante en la empresa Municipal Geursa, sólo que, en este caso, SIN SOLUCIÓN POSIBLE DE NINGUN TIPO. Las siguientes cifras hablan por sí solas:

  • Deuda de Geursa al Ayuntamiento = 3.576.455 € (595 millones de pesetas)
  • Deuda préstamo Reindus al Ministerio = 2.000.000 € (333 millones de pesetas)
  • Deuda préstamo Reindus al Ministerio = 300.000 €   (50 millones de pesetas)
  • Total deuda=  5.876.455 € (977 millones de pesetas)

Es conveniente decir que los dos préstamos Reindus que menciono anteriormente había que devolverlos en 10 años, tanto el de 2 millones de euros como, en cuanto nos lo reclamasen, el de 300.000 euros. Solamente para devolver los préstamos Reindus en los diez años acordados necesitaría Geursa 250.000 € (42 millones de pesetas) para hacer frente a cada anualidad. ¿Qué actividad se le podria encargar a Geursa desde el Ayuntamiento capaz de generar esos beneficios netos? Esto sin contar la deuda que tiene con el Ayuntamiento que, por cierto, merece otro capítulo aparte, que seguro me darán oportunidad de contarles en otro momento. Bien, la urbanística es la única actividad capaz de proporcionar esos beneficios netos, pero entonces, y ahora, esa actividad está totalmente parada. Por lo tanto, a corto plazo como exige la ley, NO HAY SALIDA REAL POSIBLE para Geursa. Siendo esto así, ¿por qué se empeñan los socialistas en decir que hay que buscar la viabilidad de esta empresa? ¿QUE TIENEN QUE OCULTAR TRAS ESA “EMPRESA” LOS QUE FUERON GOBERNANTES SOCIALISTAS CAUDETANOS?

2ª) POR QUÉ SOLICITAMOS EL CONCURSO DE ACREEDORES:

Imaginen semejante deuda, y con una empresa sin actividad económica. Bueno, miento, están gestionando la wimax Municipal, el internet que tienen bastantes ciudadanos de Caudete, pero hay que decir que con los ingresos de esta actividad falta dinero para pagar a los 3 trabajadores que tiene la empresa, empleados que como no había actividad, estaban infrautilizados (salvo el jardinero, que sí tenía trabajo todos los días).

Posteriormente, el Ayuntamiento recuperó la gestión del agua Municipal, y por empeño del entonces concejal Joaquín Medina, se les encomendó a estas trabajadoras de Geursa la gestión del cobro del agua, gestión que también es deficitaria económicamente, puesto que Geursa no ingresa nada por el trabajo de estas trabajadoras. Ante este panorama desolador, ¿qué podíamos hacer?

El Real Decreto Ley 8/2013 es claro y taxativo: “una empresa que durante dos ejercicios consecutivos declare pérdidas, deberá llevar a cabo un plan de reequilibrio patrimonial, y en su defecto estaría abocada a su disolución y posterior liquidación”.

Ante la imposibilidad de llevar a cabo el plan de reequilibrio patrimonial exigido por el Real Decreto, es decir, hacerla capaz de obtener los beneficios anteriormente mencionados de bastante más de 250.000 euros anuales (42 millones de pesetas), no nos quedó otra alternativa que solicitar el Concurso de Acreedores pues, de lo contrario, los componentes del Consejo de Administración de Geursa (alcalde y cuatro concejales) incurriríamos en responsabilidad Patrimonial y Penal.

Se solicitó el Concurso de Acreedores, y la juez lo admitió y nombró un Administrador Concursal que se hizo cargo desde ese momento de la gestión de Geursa, por lo que el Consejo de Administración (alcalde y cuatro concejales) dejó de tener responsabilidad alguna en ese mismo momento de la gestión de Geursa. En pleno desarrollo de la fase concursal, el Abogado del Estado presentó su alegación (están ahí para eso, y por eso cobran, por defender los intereses del Estado). En su alegato vino a decir, con total claridad y contundencia, que Geursa era una empresa INSTRUMENTAL del Ayuntamiento, es decir, que el Ayuntamiento la utilizaba para actividades distintas a las que tenía legalmente asignadas, y que de continuar el Concurso de Acreedores el Ministerio perdería el importe de los dos préstamos Reindus de 2 millones y de 300 mil euros.

A partir de este momento se “tuerce” todo y la misma jueza que había aceptado el Concurso y nombrado al Administrador Concursal, decreta un “AUTO” en el que se desdice y dictamina ahora la improcedencia del Concurso de Acreedores.

Como es lógico, convoqué a todos los asesores y abogados que estaban colaborando con el Ayuntamiento (nunca decidí nada sin estar debidamente asesorado) y acordamos que debíamos de recurrir a una instancia superior, pues en opinión de estos expertos no era lógico lo que había ocurrido. Iba contra natura. Así lo hicimos, y el pasado dia 19 de octubre se reunió la sala y volvió a dictar un “AUTO” en el que “hacía suyo” el AUTO que dictaminó la juez anterior, es decir, que no procedía el Concurso de Acreedores.

Hay que dejar claro que desde que la juez nombró al Administrador Concursal el 21 de abril de 2014 hasta el pasado día 26 de octubre de 2015, Geursa estuvo gestionada por el Administrador Concursal, no por el Consejo de Administración (alcalde y cuatro concejales).

Ahora, por imperativo legal, debemos solicitar la disolución de Geursa. En caso contrario, el día 1 de diciembre lo hará automáticamente y, a partir de ese momento, los componentes del Consejo de Administración quedaremos automáticamente convertidos en Comisión Liquidadora, función para la que dispondremos de tres años. Entonces, ¿por qué Psoe, Ganemos y otros dicen en sus comunicados que es una liquidación exprés, cuando tenemos tres años para liquidarla? ¿Será por ignorancia o por ganas de confundir a la gente? Me inclino por lo segundo, puesto que los datos los tienen todos igual que nosotros.

Me tengo que extender un poco más para deciros que como el pasado 26 de octubre el Administrador Concursal dejó de ser tal, teníamos la obligación de nombrar un nuevo Consejo de Administración de Geursa, cosa que ocurrió el pasado sábado 7 de noviembre en una reunión extraordinaria de la Junta de Accionistas (la componen el alcalde y todos los concejales del Ayuntamiento).

Para llegar a poder celebrar la Junta de Accionistas para este dia 7 antes hubo que hacer bastantes gestiones, a saber: tan pronto tuvimos conocimiento del auto que desestimaba el Recurso interpuesto convoqué a los portavoces de todos los Grupos Políticos del Ayuntamiento para una reunión urgente con los abogados en Albacete. Tan sólo vino Dña. Concha Vinader. Dos días más tarde me reuní con el resto de concejales en el Ayuntamiento y allí, entre otras cosas, invité a formar parte del nuevo Consejo de Administración a un representante de cada Partido Politico representado en el Ayuntamiento. Todos aceptaron menos el más listo de la clase, el representante de Iniciativa Independiente, Ismael Sánchez. Les pregunté en repetidas ocasiones si tenían clara la responsabilidad que aceptaban, y si convocaba la Junta de Accionistas (la componen el alcalde y los 16 concejales) y el Pleno correspondiente para ratificar los nombramientos. Todos me respondieron que sí, que adelante.

Llegó el sábado día 7 de noviembre y ¡¡sorpresa!! Donde dijeron digo, ahora decían Diego. Cada uno esgrimió su “excusa de mal pagador” para desdecirse de sus palabras y dejarnos solos a los del Partido Popular. Conclusión: NO ES LO MISMO PREDICAR QUE DAR TRIGO. Cuando se informaron de la responsabilidad que asumían al formar parte del Consejo de Administración de una empresa en bancarrota como es Geursa (los componentes del Consejo de Administración tienen responsabilidad penal y patrimonial), salieron corriendo como alma que lleva el diablo, y el primero que lo hizo fue el concejal socialista de Hacienda, Quique Pagán.

Éstos son los que dicen que están en política por “amor” a su pueblo y para defender a “capa y espada” los intereses de los caudetanos, pero cuando llega la hora de la verdad, salen corriendo como… Eso sí, ahora todos salen en la tele y otros medios de comunicación dando su “opinión” sobre Geursa, y diciendo lo malo que es el Alcalde  Mollá y lo mal que lo está haciendo el Partido Popular, es decir, criticando a los únicos que están dando la cara de verdad y arriesgando su patrimonio y libertad para salvar los intereses de Caudete y los caudetanos.

Y la última cuestión que tengo que aclarar es, ¿COMO NOS VA A AFECTAR GEURSA A LOS CAUDETANOS EN EL FUTURO?

Por supuesto que Geursa nos va a afectar a los caudetanos, y será para bien o para mal en función de cómo consigamos que transcurra todo.

Desde el primer momento, como alcalde vuestro que soy, he intentado evitar que el Ayuntamiento, es decir, todos los caudetanos, tengamos que pagar los préstamos (ellos dicen que yo he intentado defraudar al Estado) que solicitaron los gobernantes socialistas locales. Os recuerdo, 2 millones más otros 300.000 euros (383 millones de pesetas en total) y que, insisto, nunca explicaron en qué se los gastaron. Siempre dicen que en la piscina cubierta NO se los gastaron… Entonces, si aquello para lo que les dieron ese dinero nunca lo hicieron (construir un vivero de empresas en el PTEC para facilitar su labor a los emprendedores) y en la piscina cubierta tampoco, ¿en qué se lo gastaron?

El otro gran reto que como alcalde vuestro me he marcado es salvar el suelo industrial del PTEC, las denominadas UA2 y UA3. Este espacio supone casi 1,5 millones de m2 de suelo industrial, con el cual Caudete se “juega” su desarrollo industrial de los próximos años. El temor que tenemos es que, al haber dictaminado los jueces que los socialistas convirtieron a Geursa en una EMPRESA INSTRUMENTAL, es decir, que la dedicaron a otras actividades distintas a aquellas para las que fue creada, nos la pueda embargar, lo cual sería un auténtico desastre para Caudete. Con el fin de evitar esta posibilidad, con el asesoramiento de un equipo compuesto por doce especialistas, entre los que se encuentran varios abogados, notarios y los técnicos municipales, hemos diseñado un plan que permita garantizar la propiedad municipal de todo ese terreno industrial. Espero que hayamos acertado en nuestras conclusiones.

Y por último, Psoe y Ganemos y alguno mas por ahí, se han cansado de repetir que el Concurso de Acreedores nos ha costado 200.000 euros. ES RADICALMENTE MENTIRA. Lo que llevamos gastado hasta el momento asciende a 1.500 € para provisionamiento de abogados, y sobre las costas del juzgado estamos esperando que nos manden la liquidación. Nos han asegurado que no superará los 60.000 €, pero todavía no lo sabemos cierto. En nuestra opinión, había que arriesgarse, pues de habernos salido bien (que era lo que nos aseguraban) por este gasto habríamos ahorrado 2,3 millones de euros (383 millones de pesetas) a los caudetanos. En cualquier caso, éste es otro gasto más provocado por el “saqueo” al que sometieron los gobernantes socialistas caudetanos a esta empresa municipal llamada Geursa. Si hubiesen hecho lo que debían, y algunos les avisábamos una y otra vez de lo que debían hacer, ahora no tendríamos ni estos gastos, ni esta empresa en quiebra con todo lo que ello supone a todos los niveles.

Los que causaron todo este y otros muchos desastres, que sólo Dios sabe cuando terminaremos de arreglar y pagar, me piden que dimita como Alcalde, porque estoy intentando solucionar el desastre y la ruina que ellos provocaron. Entonces, ¿qué tendrían que hacer ellos? O más bien, ¿qué tendríamos que hacer con ellos?»

José Miguel Mollá Nieto, Alcalde de Caudete

Comparte esta noticia:

- | | |

1 respuestas a “El alcalde de Caudete desea informar y aclarar conceptos a los ciudadanos sobre GEURSA

  1. Es de agradecer que el Alcalde dé explicaciones acerca de la complicada tesitura en la que Geursa coloca al Ayuntamiento y ,por extensión, al pueblo de Caudete. Explicaciones claras y concretas y no el cúmulo de vaguedades e imprecisiones con las que se despachó el PP en este mismo medio hace unos días. Mollá habla claro y lo explica casi todo. A mí personalmente me parece que estas aclaraciones de José Miguel Mollá difieren poco de las opiniones e informaciones vertidas por la Asamblea de Ganemos. Ambos comunicados, el de Mollá y el de Ganemos, coinciden en la definición de Geursa, en las causas que motivaron su creación y en las circunstancias que llevaron a la empresa pública a una situación crítica. Mollá reconoce implícitamente que Geursa es el Ayuntamiento, con lo cual coincide de pleno también con el auto de la Audiencia que deniega la legitimidad del concurso de acreedores basándose precisamente en esa identificación entre Consistorio y empresa. Entiendo que José Miguel Mollá se abstenga de reproducir las durísimas palabras que el auto del juez dedica a su equipo de gobierno por intentar tal concurso.
    La principal responsabilidad ahora mismo del gobierno municipal del PP en Geursa es haber planteado, en dos ocasiones, un concurso de acreedores inviable que nos ha costado ya el descrédito ante la abogacía del Estado y el ministerio con el cual hay que negociar desde mañana la deuda. Además del descrédito, el fallido concurso de acreedores nos va a costar una pasta. Ganemos habla de 200.000 euros en costas procesales, Mollá en este artículo dice que no, que a lo sumo la cifra ascenderá a 60.000. Dios lo escuche y ojalá Ganemos se la tenga que envainar en este punto, con mucho gusto seguro.
    Por último el Alcalde justifica la solicitud del concurso de acreedores argumentando que lo hizo asesorado y que, además, en primera instancia la juez lo aceptó. Sus expertos abogados le podrán indicar que es una práctica habitual que el juez acepte la solicitud del concurso siempre que no existan defectos de formas flagrantes o se soliciten disparates a todas luces inaceptables. Aunque hubiera sido mucho más barato que estos mismos doce expertos le hubiesen indicado hace dos años que, teniendo en cuenta que Geursa es el Ayuntamiento, no había ninguna posibilidad de que la solicitud de concurso de acreedores prosperase, que la abogacía del Estado iba a pensar que el Ayuntamiento intentaba estafar a la Hacienda pública española y que en el camino se iba a perder tiempo, dinero y confianza. Cabe pensar que estos doce sabios no cobrarán demasiado por sus consejos.
    Llegados a este punto de la película, sería de agradecer que el PSOE local aclarara las serias acusaciones de mala gestión y saqueo de Geursa que Mollá refiere en este esclarecedor artículo.

Deja una respuesta