calor caudete digital

Castilla-La Mancha pone en marcha un sistema de alertas para avisar a los ciudadanos de altas temperaturas durante el periodo estival Se pondrá a disposición de los usuarios la información relativa a los efectos de las altas temperaturas sobre la salud, así como los niveles de riesgo diarios por exceso de temperatura

Castilla La Mancha Otros lugares

El pasado lunes entró en funcionamiento el nuevo sistema de alertas por altas temperaturas en Castilla-La Mancha. El Plan Nacional de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, tiene el objetivo de reducir los efectos potenciales sobre la salud asociados a las altas temperaturas durante el periodo estival.

La exposición a temperaturas excesivas puede provocar problemas de salud, siendo las personas mayores y los menores los más sensibles a estos cambios de temperatura. También las personas gestantes, las personas con enfermedades cardiovasculares, respiratorias y mentales o personas con enfermedades crónicas son las más vulnerables a las temperaturas excesivas.

Como cada verano se pondrá a disposición de los usuarios la información relativa a los efectos de las altas temperaturas sobre la salud, así como los niveles de riesgo diarios por exceso de temperatura.

Como novedad este año, la información que se difunda incluirá la aplicación de las zonas de meteosalud. Por ello, con el fin de ajustar al máximo la exposición al calor natural excesivo, así como las indicaciones de alerta para la población, se han establecido las zonas de meteosalud, teniendo en cuenta la importante variabilidad geográfica a la hora de proponer y aplicar las medidas de control y de protección de la salud.

La definición de las zonas de meteosalud se hace basándose en zonas de predicción meteorológica con similares climatologías definidas por la Agencia Estatal de Meteorología, ya que los umbrales de riesgo no son los mismos en todas partes. Hasta ahora, los umbrales de referencia de impacto en salud por altas temperaturas se realizaban por un observatorio en cada provincia.

Provincias

Con el nuevo sistema, en la provincia de Albacete existirán tres puntos distintos de medición: en La Mancha albaceteña, en Alcaraz y Segura y en Hellín y en Almansa. Las temperaturas máximas variarán de los 36,5 grados en La Mancha albaceteña, a 37,7 en Alcaraz y Segura y los 37,9 grados en Hellín y Almansa.

En la provincia de Ciudad Real en cuatro puntos, en los Montes del Norte y Anchuras, en La Mancha de Ciudad Real, en el Valle del Guadiana y en las Sierras de Alcudia y Madrona. Las temperaturas máximas variarán de los 37,6 grados en el Valle del Guadiana a 38 grados en Montes Norte y Anchuras, 38,8 grados en La Mancha de Ciudad Real y 39 grados en Sierras de Alcudia y Madrona.

En la provincia de Cuenca en tres sitios, en la Alcarria conquense, en la serranía de Cuenca y en La Mancha conquense. Las temperaturas máximas variarán en los 36 grados en la Alcarria conquense, a los 36,6 en la Serranía de Cuenca y los 38,3 en La Mancha conquense.

En la provincia de Guadalajara en tres sitios, en la Serranía de Guadalajara, en las Parameras de Molina y en la Alcarria de Guadalajara. Así, las temperaturas máximas variarán de los 33,8 grados en las Parameras de Molina, a los 34,4 grados en la Serranía de Guadalajara, hasta los 36,9 en la Alcarria de Guadalajara.

En la provincia de Toledo será en cuatro sitios, en la Sierra de San Vicente, en el Valle del Tajo, en Los Montes de Toledo y en La Mancha toledana. Las temperaturas máximas variarán de los 36,7 grados en la Sierra de San Vicente, a los 37,3 grados en los Montes de Toledo, a 38,9 en La Mancha toledana y 39,4 en el Valle del Tajo.

Fuente: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha