Caudete acabó el ejercicio 2014 con un superávit aproximado de un millón de euros

Ayuntamiento
El Ayuntamiento rectifica las declaraciones del policía local Juan Albertos Marco

Según indica Francisco Estarellas, Primer Teniente de Alcalde, el Ayuntamiento de Caudete ha terminado el año 2014 con un superávit de aproximadamente un millón de euros. También informa de que el remanente negativo de Tesorería de -1.200.000 euros existente cuando el Partido Popular entró en el gobierno municipal, se han convertido entre 50.000 y 100.000 euros positivos al término del pasado ejercicio.

«Ni que decir tiene que si bien supone una alegría para el equipo de gobierno que haya tenido éxito su política de cambios estructurales de gestión, de contención del gasto, de transparencia y rigor presupuestario, no podemos, ni debemos, "dormirnos en los laureles", y se debe continuar con las políticas de rigor económico. Eso sí, ya no tan drásticas de cara al ciudadano.», dice Estarellas.

Pese a unos 300.000 euros menos de ingresos que en 2013, el pasado año se saldó con un millón de superávit, ya que los gastos han pasado de 8,9 millones de euros (900.000 euros para la subestación eléctrica de Geursa) en 2013 a 7 millones en 2014. También en este ejercicio se han pagado 711.000 euros de deuda del año 2011.

Según el Primer Teniente de Alcalde, la "asignatura pendiente" es el pago a proveedores, que excede ampliamente los 30 días. Sin embargo, dice que «se está en ello. Hay que recordar que en el año 2011 (informe de Intervención de julio de 2011) el PSOE de Concha Vinader nos dejó a los caudetanos con más de 2.400.000 € de deuda a los proveedores. En el año 2013, el PP tenía 1.262.000 € de deuda con los proveedores, y en el año 2014 (diciembre) el equipo de gobierno del Partido Popular tiene una previsión de deuda a proveedores de menos de 900.000 €. Pero consideramos que todavía es excesivo, ya que debería rondar "sólo" los 300.000 €.»

Estarellas destaca también el hecho de que estos años el Partido Popular haya tenido que hacer frente a sentencias judiciales en contra del periodo socialista, que han tenido un coste para las arcas municipales de más de un millón de euros (700.000 euros sólo de la piscina cubierta), «otra herencia del periodo socialista», según indica el edil.

 

 

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta