Condenado a indemnizar al Ayuntamiento de Caudete por arrancar árboles y señales de tráfico con una retroexcavadora

Sucesos

El Juzgado de lo Penal Dos de Albacete ha condenado a un hombre de Caudete por dos delitos contra la seguridad vial y uno de daños a una multa de 4.320 euros y la privación de conducir vehículos a motor y ciclomotores durante 13 meses.

En concepto de responsabilidad civil deberá de indemnizar al Ayuntamiento de Caudete en 7.366,53 euros y a la dueña de la parcela en la reposición del daño consistente en labrar la parcela y plantar 30 olivos para reponer los arrancados.

La sentencia pone en conocimiento en sus hechos probados que el acusado sobre las 15:00 horas del 22 de febrero de 2015, “condujo una retroexcavadora sin seguro obligatorio, por la plaza de la Cruz de Caudete, con sus facultades de atención y reflejos disminuidas a consecuencia de la ingesta de bebidas alcohólicas, y careciendo de permiso de conducir por pérdida de todos los puntos”.

Una vez en la plaza, detalla la Sala, “comenzó a arrancar árboles y señales de tráfico; prosiguió su camino hasta llegar a una parcela comenzando a arrancar los olivos que encontraba a su paso”.

Personada una dotación de la Guardia Civil, observaron síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que le requirieron someterse a la prueba de alcoholemia “arrojando un resultado positivo de 0,79 miligramos de alcohol por litro de aire y en una segunda prueba un resultado de 0,80 miligramos, habiendo renunciado el acusado a las pruebas de contraste legalmente establecidas”.

Los daños ocasionados en el mobiliario urbano y en los árboles de la Plaza de la Cruz, propiedad del Ayuntamiento de Caudete, ascienden a 7.366,53 euros. Los daños ocasionados en los olivos de la parcela ascienden a 15.180 euros.

Fuente: El Digital de Albacete

Comparte esta noticia:

- | | |

1 respuestas a “Condenado a indemnizar al Ayuntamiento de Caudete por arrancar árboles y señales de tráfico con una retroexcavadora

  1. El Ayuntamiento de Caudete ni siquiera denunció los hechos. Por supuesto tampoco se personó como acusación en el juicio. Es más siguen, encargando trabajos al autor de una salvajada que atentó contra nuestro patrimonio natural e histórico poniendo en grave riesgo la seguridad de los vecinos que allí se encontraban. Como lector de este medio echo en falta en la noticia detalles tan significativos. Concluyo que el Alcalde y sus concejales de entonces vieron con agrado o cuanto menos indiferencia el acto. Pienso, que en eso aún soy libre, que Mollá y compañía contribuyen con su actitud a fomentar el vandalismo. Hay quien cree, y yo con ellos, que Mollá y compañía fueron cómplices.

Deja un comentario