gap

Conoce los beneficios de realizar un Gap Year después de la selectividad

Interesante

Aunque el concepto Gap Year es cada vez más conocido, no está de más repasar en profundidad algunos de los detalles más importantes de una de las herramientas más potentes de cara a la formación y el desarrollo de quienes pretenden iniciar una actividad laboral.

Se conoce como Gap Year a un periodo de exploración que se suele emplear para viajar a países extranjeros. Esto permite ampliar y mejorar las habilidades en idiomas, conocer otras culturas o desarrollar nuevos proyectos laborales basados en la experiencia de diferentes sociedades.

A través de empresas como EF Gap Year es posible iniciar esta potente experiencia de forma sencilla y con los mejores precios… ¡Veamos cuáles son las ventajas de Gap Year!

Ventajas de Gap Year

  • Una de las ventajas principales que ofrece el Gap Year, especialmente después de la Selectividad y antes del comienzo de la Universidad, es la mejora sustancial a la hora de aprender idiomas. Desplazarse a un país donde poder practicar el idioma que deseamos perfeccionar es la mejor forma de aprenderlo rápido y bien
  • Mejorar nuestras habilidades sociales y aumentar nuestra propia confianza es otra gran ventaja que ofrece el Gap Year
  • La independencia que ofrece el adaptarse a vivir en una sociedad distinta a la habitual nos ayudará de forma importante a la hora de emprender todo tipo de proyectos
  • Poder ampliar nuestro currículum con experiencia en el extranjero otorga muchos enteros de cara a emprender o buscar empleo de calidad

¿Cuándo realizar un Gap Year?

Como hemos señalado anteriormente, uno de los mejores momentos para hacer un Gap Year es el periodo entre la Selectividad y la Universidad, ya que es el tiempo en que podemos diseñar nuestro proyecto de vida y, por tanto, seleccionar los idiomas que más nos van a hacer falta, los países que más nos conviene conocer, etc.

Cabe recordar que un Gap Year no es un periodo de tiempo de vacaciones, sino que está destinado a seguir aprendiendo de una forma práctica y un tanto diferente a la que estamos acostumbrados. Romper con la rutina y salir de nuestra zona de confort hará que el aprendizaje se potencie.

En definitiva, un Gap Year es una experiencia que complementará de forma importante la formación de cualquier alumno, despertará nuevas habilidades, mejorará su forma de comunicar y facilitará el asimilar los conocimientos futuros. Además, de cara a emprender proyectos laborales es una de las mejores maneras de tener una visión global más amplia, lo que nos permitirá más posibilidades de éxito en el ámbito profesional.

Miguel Llorens Tecles