El 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores

Ayuntamiento

El próximo día 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores. Por este motivo, la Asociación de Pensionistas y Jubilados, conjuntamente con la Concejalía de Bienestar Social, se suman a esta celebración con el objetivo de reivindicar el papel activo que desempeñan las personas mayores en nuestra sociedad, agradeciendo su contribución y sensibilizando a la opinión pública acerca de sus necesidades y capacidades.

Nuestros mayores no quieren ser vistos como actores pasivos sin opinión, intereses o deseos. Tienen mucho todavía que aportar, y por ello hay que favorecer su participación en una sociedad inclusiva en la que tengan cabida todas las edades.

Las actividades que se han programado se van a celebrar en la calle, con el objetivo de favorecer esta visibilización en un espacio social en el que todos tenemos cabida.

LUNES, 1 DE OCTUBRE, tendrá lugar una MARCHA POPULAR. A las 17:30 h partirá desde el Centro de Mayores hacia el Parque de la Virgen, en donde se dará lectura a un MANIFIESTO. La tarde finalizará con merienda y sesión de baile.

VIERNES, 5 DE OCTUBRE, se llevará a cabo una RUTA SENDERISTA «Senda de la Toconera – Caudete». Salida a las 8:00 h. desde el Centro de Mayores.

Con estas actividades se pretende rendir un homenaje a las personas mayores de nuestro pueblo y animar a la participación de todos los que deseen sumarse al PROGRAMA DE ACTIVIDADES DE ENVEJECIMIENTO ACTIVO, que se lleva a cabo en el Centro de Mayores durante todo el año.

MANIFIESTO 1 DE OCTUBRE – DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS MAYORES

Como organización que trabajamos por el Bienestar de las Personas Mayores y con motivo de la conmemoración del 1 de octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, nos sumamos al lema propuesto por Naciones Unidas para este año 2018 “Reconociendo a las personas mayores como defensoras de los derechos humanos» y manifestamos que:

1. Defendemos la dignidad a lo largo de la vida mediante la promoción de la autonomía personal, el ejercicio efectivo de derechos y el mantenimiento de una buena calidad de vida como base para facilitar la participación social y la continuidad de los proyectos de vida de las personas mayores.

2. Entendemos que la calidad de la atención y de los cuidados, cuando estos sean requeridos, debe pasar por la aplicación de un modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona en el que contribuyan de manera cooperativa profesionales, familiares, amistades y administraciones públicas, adaptándose de manera personalizada a las características de cada persona.

3. Reivindicamos poner fin a la soledad no deseada y al aislamiento a los que cada día se ven sometidas más personas mayores, situación que puede afectar a su salud física y mental.

4. Reclamamos a toda la sociedad un cambio en la forma de ver y tratar a las personas mayores, desterrando a su vez estereotipos que asocian vejez con incapacidad, enfermedad o tristeza y que conducen a la exclusión y la soledad no deseada.

5. Reivindicamos el fomento de herramientas ciudadanas y colaborativas como el voluntariado que, frente a la soledad, faciliten a las personas mayores ganar en autoestima, desarrollo personal y social, autonomía y un papel activo y protagonista en la vida de nuestras familias, barrios, pueblos y ciudades.

6. Reivindicamos el papel protagonista de las personas mayores en la generación de bienestar de la vida ciudadana. Las personas mayores participan activamente en la promoción de entornos amigables fomentando una recuperación más racional de los espacios públicos, de las relaciones entre los ciudadanos, de las transferencias de cuidados… de todas esas pequeñas cosas que hacen que la vida cotidiana sea un poco más humana y más satisfactoria para todos y todas. Nos sumamos en la creación de entornos de vida facilitadores donde poder vivir y convivir juntos.

7. Luchamos contra la imagen negativa y estereotipada de la vejez, en defensa de un movimiento a favor de la normalización, del trato como iguales. Cuando una persona cumple 65 años no desaparecen sus deseos, necesidades, preferencias, ni expectativas. Su estilo de vida sigue siendo el mismo. Se sigue siendo la misma persona. La lucha por el mantenimiento de una identidad más allá de la que marca la edad, es la lucha de este grupo de personas que se salen de los estereotipos establecidos. Apostamos por una sociedad en las que las edades se diluyen y las diferencias “basadas en la edad” se desvanecen.

8. Defendemos el papel indiscutible de las personas mayores como soporte al estado de bienestar y [email protected] de pleno derecho. En las sociedades modernas, cada vez más envejecidas, las personas mayores constituyen un recurso muy importante para la familia, compartiendo responsabilidades en torno al cuidado; la comunidad, a través de la ayuda mutua entre vecinos o el voluntariado; y la sostenibilidad de la economía, desde empleo, el consumo o con la trasmisión de sus experiencias y conocimientos.

9. Es habitual asociar la innovación a la juventud. La investigación y los hechos demuestran que la creatividad, la inspiración y el talento no son cuestión de edad.

10. Si la creatividad es la combinación y la transformación de elementos para obtener otros novedosos, las personas mayores tienen un impresionante bagaje de experiencias y conocimientos para ser creativos.

11. Creemos que las personas mayores contribuyen de manera imprescindible a la innovación en todos sus ámbitos (social, de productos o tecnológica, etc.). Por tanto, apostamos por estrategias que faciliten oportunidades y cauces adecuados para la participación de las personas mayores en equipos intergeneracionales y heterogéneos, favoreciendo la diversidad.

12. Así podremos asegurar la transmisión del conocimiento acumulado y su contribución a la sociedad.

Comparte esta noticia:
- | |

Deja una respuesta