El Ayuntamiento de Caudete realizó un pedido de 400 test rápidos que fueron inmovilizados en la aduana

Sucesos

Redacción – Caudete Digital /


Según fuentes municipales, el pasado 6 de abril, el Ayuntamiento de Caudete, en vista de la situación provocada por la crisis del Covid-19, formalizó un expediente para la compra de 400 test rápidos (test de anticuerpos IgG e IgM), con la finalidad de poder realizar análisis a personal de la Policía Local, Guardia Civil, trabajadores municipales en servicios mínimos, residencia de ancianos y personas que presentasen síntomas en el municipio.

El contrato se adjudicó a la empresa Eurofins MEGALAB SAU, por un total de 11.132 € (IVA incluido), es decir, 27,83 € por test.

El pedido se realizó, y esta empresa pidió los test, que disponen de la certificación del Instituto de Salud Carlos III, a un laboratorio suizo llamado All Test. Ese periodo de tiempo coincidió con la orden publicada en el BOE por la que el Gobierno tomaba el control de los centros privados que hacen test, y el pedido del material con destino a Eurofins MEGALAB quedó automáticamente incautado. La misma empresa avisó al Ayuntamiento de esta circunstancia, y el pedido, que no llegó a pagarse, hubo de ser anulado.

De hecho, los 400 test con destino a Caudete siguen todavía “inmovilizados en la aduana”, según ha informado el laboratorio de Suiza, aunque no ha precisado en cuál.

Además, el protocolo sanitario actual en nuestro país impide realizar test privados, por ejemplo, en empresas, o en la población en general, salvo a grupos de riesgo o vulnerables. El protocolo de realizar test en las grandes empresas es el que ha pedido reiteradamente en sus intervenciones públicas el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ya que permitiría detectar positivos por Covid-19 asintomáticos para aislarlos y así evitar contagios.

Comparte esta noticia:

- | | |

Deja una respuesta