El Presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, visitó ayer obras de Caudete en las que participa la institución provincial

Ayuntamiento

Este lunes, el Presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, ha visitado junto a la vicepresidenta provincial, Amparo Torres, el estado de ejecución de las obras que Ayuntamiento y Diputación están llevando a cabo en la localidad.

Simbólica a nivel patrimonial y sentimental para los caudetanos es la intervención que se está realizando para impedir que Caudete pierda definitivamente uno de sus ‘tesoros’: el Molino de San Antón.

Este emblema histórico de Caudete en lo que a su patrimonio se refiere (y que se remonta al siglo XV) ha venido sufriendo diversas situaciones que, junto al propio paso del tiempo, han ido provocando en él un deterioro muy grave: después de haber padecido la inundación de toda su parte baja en septiembre de 2019 (cuando la DANA afectó de forma muy intensa la localidad), a finales del pasado julio una antigua viga de la cubierta colapsó provocando la caída de parte de la techumbre y poniendo en serio riesgo la integridad de esta infraestructura.

Tras ello, a comienzos de agosto, el Alcalde solicitó al Presidente Provincial una reunión de trabajo que se materializó días después, en la cual, tras aportar todos los detalles de la situación, se comprometió a la firma de un convenio extraordinario entre Diputación y Ayuntamiento para, mediante una aportación de 12.000 euros, colaborar la Diputación en el arreglo de la cubierta y en asegurar la estructura y la viabilidad del edificio. El objetivo es que, una vez logrado ese primer objetivo acuciante, el Consistorio pueda seguir acometiendo la restauración que viene tiempo planificando, con la idea de poner nuevamente este mítico Molino a disposición de la población de Caudete.

Ese compromiso quedó ratificado por el Pleno de la propia Diputación del pasado 8 de octubre y las obras están en plena ejecución marchando a buen ritmo, tal y como el alcalde y los responsables del proyecto, Israel Agulló y Juan Martínez (Arquitecto y Arquitecto Técnico Municipales, respectivamente), han ido detallando al presidente provincial.

Cabañero ha manifestado que para la institución “es un privilegio poder contribuir en la medida de las posibilidades (y a pesar de lo complicados que están siendo estos meses) a seguir conservando el patrimonio de nuestra tierra y de ser sensibles con aquellos símbolos que suponen mucho para las personas que, día a día, han crecido con ellos, de generación en generación”.

El responsable de la Diputación provincial ha agradecido al Alcalde, Moisés López, la invitación para poder comprobar, in situ, el avance de los trabajos. Una visita que, además, han podido aprovechar tanto para conversar sobre las necesidades de la localidad, como para ser testigos de los resultados de otras iniciativas con las que la Diputación ha podido contribuir.

Así, Cabañero ha supervisado, por ejemplo, las mejoras que la localidad ha acometido en la Plaza del Carmen tras la remodelación urbanística (con un presupuesto aprobado de 120.000 euros, financiado al 50% por la Diputación con cargo a su último Plan de Obras y Servicios).

Esta plaza, uno de los núcleos principales de la población, sufría muchos problemas a causa de la importante cantidad de vehículos y de peatones que circulaban a través de ella a diario, por lo que resultaba vital una actuación potente que, además de acabar con esa situación,  se crease un entorno especial (en pleno casco antiguo de la localidad) en el que está situada.

Los trabajos han logrado eliminar el paso de vehículos entre las calles El Molino y Mayor, logrando una zona central totalmente peatonal. Además, se ha establecido que a la calle El Mercado únicamente tengan acceso los vehículos de residentes, de emergencias y de descarga de mercancías.

También se ha eliminado gran parte de las plazas de aparcamiento de vehículos (se han mantenido únicamente cuatro, para estacionamiento temporal). Por otro lado, la sección de la red viaria ha quedado formada por dos elementos: unas zonas que actúan como calzada para los vehículos (pavimentadas con adoquín prefabricado de hormigón de 10 cm de espesor colocado a espiga) y otras (pavimentadas con baldosas), para el tránsito de peatones. Para el encuentro de pavimentos de la zona de vehículos (entre la plaza y las calles San Antonio Abad y Mayor) se realizaban rampas con una pendiente del 10%.

Además, en cuanto a obras (en este caso, de mucho menor envergadura, pero igualmente importantes porque han mejorado el día a día de la población de la localidad, especialmente, de la que tiene dificultades para desplazarse), la Diputación ha contribuido a que Caudete haya mejorado la accesibilidad de su edificio multiusos ‘La Sala’ y de diverso acerado urbano, mediante 2.250 euros, fruto de la última Convocatoria dispuesta por la Casa Provincial para ayudar a los Ayuntamientos a avanzar en la accesibilidad de distintos edificios y emplazamientos públicos en sus localidades, una partida que ha contado con 100.000 euros, llegando a 56 consistorios de la provincia.

Comparte esta noticia:
- | | | |

Deja una respuesta