Gracias al generoso e impagable trabajo de las voluntarias y colaboradores, todos los caudetanos disponemos de mascarillas

General

Redacción – Caudete Digital /


Todas las muestras de solidaridad de estos días tan complicados son de agradecer. Eso, por descontado. Sin embargo, el trabajo generoso, pero intenso, de las voluntarias que están cosiendo mascarillas en el Centro de Formación, frente a la plaza de toros, merece mención aparte. Por supuesto, sin desmerecer ninguna otra iniciativa de las muchas que se han realizado, y aún se realizan, para ayudar en esta crisis sanitaria.

Empezaron el 23 de marzo, hace ya más de un mes, gracias a la iniciativa de María José Albertos Graciá que, como ella misma dice, ha pasado de hacer cortinas a confeccionar mascarillas. A su idea pronto se unieron, de una forma totalmente altruista, hasta 14 voluntarias, y se han ido añadiendo más, hasta superar la veintena. Un colaborador se encarga del engrasado y puesta a punto de las máquinas, junto a dos de las voluntarias.

Trabajan en el Centro de Formación, cedido por el Ayuntamiento, que también se ocupa de su limpieza. Cuentan con 7 máquinas aparadoras, que han sido cedidas de forma altruista para este cometido. El trabajo se planifica en dos turnos diarios por las mañanas, de lunes a sábado.

Las primeras mascarillas fueron de 2 capas, luego de 3, y el 2 de abril empezaron a coser las mascarillas a 5 capas, a base de poliéster, polipropileno, hilo y elásticos. Están catalogadas con protección FPP2, protección avalada por el Instituto Tecnológico Textil (AITEX), y el proceso de fabricación ha sido supervisado por personal técnico competente.

El corte del material se ha realizado en una empresa de Yecla de forma industrial y, además, las mascarillas son lavables con agua y lejía.

Hasta ahora, han fabricado nada menos que 20.900 mascarillas, de las cuales 2.500 son de niño. Además, han confeccionado 470 batas, que se han entregado en el Centro de Salud, Residencia de Ancianos, Hospital de Almansa y Centro de Alzheimer.

Las mascarillas se han repartido por todo el pueblo, a través de Cruz Roja, Protección Civil y voluntarios. También se han llevado a la Residencia de Ancianos, a farmacias, al Centro de Salud, a servicios esenciales del Ayuntamiento y a la Guardia Civil.

En función del número de voluntarios, se realizan entre 800 y 1.000 mascarillas al día, aunque han llegado a fabricar 1.145 en un solo día.

Ayer, por cierto, se repartieron las mascarillas para los niños, ya que a partir de hoy ya pueden salir a dar paseos.

Un trabajo encomiable y que merece todo nuestro agradecimiento.

Nota.- Cualquier persona de Caudete que no disponga de mascarilla, puede ponerse en contacto con Cruz Roja de Caudete, en el teléfono 965 82 80 34.

¡GRACIAS!

Vídeo de Joaquín Pagán

 

Comparte esta noticia:

- | | | | |

Deja una respuesta