Las incógnitas electorales

Editoriales

Resulta extremadamente arriesgado hacer un pronóstico sobre el resultado que nos depararán las Elecciones Municipales del próximo domingo. No voy a negar que es el deporte nacional en bares y corrillos de toda índole, pero las apuestas se vislumbran con tanto margen de error, que muchos hacen su porra, pero pocos firman para pagar la cena si pierden.

Siete partidos políticos en nuestro querido Caudete son muchos partidos, eso para empezar. Una primera clave está en tener claro por qué hay tantos partidos en esta ocasión… Si descontamos los eternos PSOE y PP, nos encontramos con que Chimo Medina se presenta esta vez con UCIN, y en UPyD, partido con el que se presentó Chimo en 2011, se presenta ahora Paco «El Rubio». Paco y Chimo iban juntos en 2011, pero tuvieron, digamos, sus cosas, con la consecuencia de que aquel proyecto común se ha dividido en dos. Ya tenemos cuatro.

El Partido Popular ha sufrido durante estos cuatro años un fuerte desgaste y vaivenes varios, con algunas dimisiones incluidas. Sin entrar en detalles que no corresponden ahora, la consecuencia de todo ello ha sido que del seno del Partido Popular han surgido dos formaciones más: Iniciativa Independiente, liderada por Ismael Sánchez, y Ciudadanos, que encabeza José Vicente Alagarda, pero donde están muy cerca de la cabeza varios «históricos» populares como son Fina Albertos y el hasta hace poco presidente del PP local, Joaquín Pagán. Ya tenemos seis, y nos falta el séptimo…

Ganemos es una coalición de partidos y formaciones políticas que van desde Izquierda Unida hasta EQUO, con buena relación con los Verdes de Villena, y con un claro posicionamiento cercano a Podemos. Santi Aguilar, elegido en Asamblea, ha liderado en alguna ocasión su proyecto con Izquierda Unida, pero esta vez encabeza un movimiento distinto en su forma de proceder y de gestionarse, apoyado por la inercia de Podemos.

La teoría dice que al PSOE le restará votos Ganemos, y al PP tanto Iniciativa como Ciudadanos. No parece probable que los votantes de UCIN o UPyD influyan mucho ni a favor ni en contra de PSOE o PP, aunque esto es una simple especulación. Es una gran incógnita saber qué trozo del pastel popular conseguirán Ciudadanos e Iniciativa, del mismo modo que no sabemos la fuerza real que puede tener Ganemos para arrastrar a la izquierda local, porque aunque no se definen abiertamente en este sentido, es obvio que la ideología es más de izquierdas que la del PSOE.

Como tengo que mojarme, aunque sea un poco, mi pronóstico es que gobernará la lista más votada, que no se alcanzarán acuerdos para elegir al alcalde, y que la gobernabilidad será compleja, pero posible. Auguro entre cuatro y cinco partidos en el Consistorio tras las elecciones, y no creo que ninguno alcance la mayoría absoluta.

Este pronóstico no es ni el que quiero, ni el que dejo de querer. Es lo que considero que ocurrirá, y aunque sea muy atrevido al hacerlo, también es posible que me lo coma con patatas. ¡No problem! Todo esto de hacer apuestas no deja de ser un juego muy entretenido.

Deja una respuesta