Juan Antonio, nuestro Campeón del Mundo

Todos los campeones son dignos de admiración, pero Juan Antonio Gil es nuestro campeón. Campeón del Mundo, nada menos. Un orgullo para Caudete, conseguido, eso sí, a fuerza de una voluntad de hierro y una capacidad de sacrificio que muy pocos están dispuestos a asumir.

Me alegro de que Caudete haya tenido el gesto de rendir un merecido homenaje a Juan Antonio a su llegada. Ha sido bonito ver a todos los niños cómo miraban con admiración a su héroe, en especial aquellos a los que Juan Antonio entrena a diario en la Ciudad Deportiva. Ya pueden presumir de que los entrena un Campeón del Mundo, algo que los estimulará, sin duda, y que posiblemente abra la puerta a nuevos aficionados al atletismo en nuestro pueblo.

Juan Antonio llegó a entrenar con el gran Antonio Amorós, “El Galgo de Caudete”, pero a los 16 años dejó el atletismo, pese a que ya era evidente que atesoraba grandes cualidades como atleta. Sin embargo, hace siete años volvió a correr. Y de qué forma… Todo lo perdido desde los 16 años, lo recuperó, y lo multiplicó. Ha participado en importantes competiciones a nivel mundial, con cada vez mejores resultados, hasta que ahora ha llegado la gran recompensa: convertirse en Campeón del Mundo por partida doble, en 800 metros y en 1.500 metros, ambas en categoría M35.

El mundo del atletismo, por otra parte, no es el mundo del fútbol, del tenis o de la Fórmula 1. Para poder vivir del atletismo, incluso para poder competir en lugares alejados, se necesitan muchas ayudas, y no siempre se consiguen. El atletismo es el deporte más popular, porque apenas hace falta nada para practicarlo, y también donde más resaltan los verdaderos valores deportivos: el compañerismo, la fuerza de voluntad, el empeño por mejorar por uno mismo… Pero tiene mérito destacar en este deporte, porque ya no es que no se cobre lo suficiente, sino que muchas veces es el propio atleta el que tiene que poner dinero de su bolsillo para poder competir, incluso en categorías de élite.

Juan Antonio ha puesto su granito de arena para situar a Caudete en el mapa, como se suele decir. Yo diría que ha puesto más de un granito. Y ha sido una inyección de moral colectiva, para qué negarlo… Caudete ya tiene otra leyenda en el deporte, y justo es proclamarlo a los cuatro vientos. Si ya teníamos un “galgo”, ahora no sé qué tenemos, pero quizás una “locomotora” no le vendría mal como sobrenombre…

¡Gracias, Juan Antonio!


Comparte esto:
Share
Recibe todas las noticias en tu correo electrónico conforme se publiquen. Sólo tienes que poner tu dirección y pulsar en el botón de suscripción:


Deja un comentario


Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles

Miguel Llorens creó Caudete Digital en el año 2000. Informático y apasionado de las redes sociales, desde la fundación de este diario local ha mantenido su vocación de informar y su espíritu de servicio público.

Inicio de página