La Cuenta General 2020 del Ayuntamiento de Caudete se cierra con un remanente de casi un millón y medio de euros

Ayuntamiento

Luis Felipe Bañón, concejal de Economía y Hacienda de Caudete, ha comparecido para informar sobre la Cuenta General 2020, recientemente aprobada por el Pleno Municipal con los votos a favor de todos los partidos políticos, a excepción del PSOE. Esta votación tuvo lugar tras una aprobación inicial unánime de la Corporación Municipal, y tras un periodo de exposición pública, en el que no se presentaron alegaciones.

Bañón ha remarcado los valores positivos en todas las variables económicas obtenidas tras el cierre del ejercicio 2020, destacando el remanente de tesorería, que alcanza los 1.456.458,58 euros.

A ello, se le suma un resultado presupuestario positivo de 527.911,47 euros, y una estabilidad presupuestaria que permite al Ayuntamiento una capacidad de financiación positiva de 1.373.569,73 euros.

La sostenibilidad financiera es otra de las variables que ha destacado el edil, pues “alcanza su mejor comportamiento en más de 10 años, con un porcentaje de deuda viva de tan sólo el 38,66%”.

A este respecto, ha querido incidir en que dicho porcentaje llegó a estar por encima del 110% hace tan sólo 6 años, lo que obligó al Consistorio a realizar un Plan Económico-Financiero para reducir dicho endeudamiento. “Pese a los grandes esfuerzos soportados por todos los caudetanos, vemos como hoy da un respiro a las cuentas municipales y permite abordar inversiones de calado en diferentes espacios, vías y edificios municipales”, ha subrayado Felipe Bañón.

Igualmente, ha destacado “el esfuerzo llevado a cabo por el actual Equipo de Gobierno y sus dos predecesores en materia económica, centrados en sanear las cuentas municipales, lo que ha permitido reducir la deuda desde los 12 millones de euros de hace 10 años, a los 2,3 millones existentes a día de hoy (y que provienen del pago a proveedores)”. La otra cuestión “más que reseñable”, es “el promedio de tiempo en que el Ayuntamiento paga a sus proveedores, cuyo valor es de 9,1 días, lejísimos ya de aquellos tiempos de hace 10 años, en los que los proveedores del Ayuntamiento tardaban casi dos años en cobrar”.

Con todos estos datos y variables, Luis Felipe exponía que “cualquier ciudadano puede darse cuenta de que la situación económico-financiera ha cambiado de forma radical, lo cual no significa que no debamos seguir perseverando en la mejora de la misma, sino que debemos seguir velando por ella, por responsabilidad como Gobierno Municipal”.

Comparte esta noticia:
- | | |

Deja una respuesta