La desvergüenza de la pareja socialista

Editoriales
Es triste tener que hablar de manera tan drástica de personas conocidas, como lo son José Antonio Montesinos y Concha Vinader, concejales socialistas, pero a veces hay que dejar de lado la prudencia excesiva y aclarar las cosas, más aún cuando estas personas han sido quienes nos han "gobernado" durante doce largos años.

Concha Vinader es la titular, junto al PSOE local, de una página web en la que, aparte de copiar directamente las noticias de Caudete Digital sin tener el detalle de indicar la fuente de las mismas, se suelen publicar las notas, normalmente despectivas, que los máximos dirigentes socialistas caudetanos tienen a bien echar en forma de murmuraciones al ciberespacio. Y esto es así, porque no tienen ni la decencia, ni la honradez, para firmar ni una sola de estas notas, por lo que hay que suponer que la titular, Concha, es la autora material y la responsable de las mismas mientras no se demuestre lo contrario.

En una de sus últimas notas, trata de atacarme personalmente, y también a Mari Ángeles del Valle, esta vez por la cuestión de los sueldos. La explicación de este ataque personal es sencilla: cuando abandoné el Grupo de Gobierno Popular, la pareja de socialistas formada por el matrimonio Vinader-Montesinos, autoproclamados buque insignia de la izquierda local y esperanzados por estar algún día al frente del gobierno municipal, esperaba mi apoyo hacia su bando. El hecho de que yo haya seguido coherente a mis ideas, de que no haya abandonado mi filiación al Partido Popular y de que no bloquee el gobierno local, ha sido, al parecer, la puntilla para estas personas, cuya única forma de hacer oposición la entienden intentando hacer daño al contrario.

Ni mucho menos todos los socialistas de este pueblo son así. De hecho, la mayoría no lo son, y tengo multitud de amigos socialistas, con los que tengo interesantísimas conversaciones. Con la inmensa mayoría me llevo estupendamente, y casi todos, como los "populares" de base, tienden a alejarse de los extremismos y de la radicalidad. Sin embargo, todavía siguen en activo viejas glorias, como las mencionadas, que, poco acostumbrados a ejercer de oposición, son incapaces de ver el desgaste que causan en sus propios compañeros, a los que no dudan en poner, con sus actuaciones, a su misma altura moral.

Por comentar algunas de las lindezas que nos cuenta Concha en su última "disertación", tengo que decir que, aparte de dar una serie de datos sobre los sueldos que son rotundamente falsos, se atreve a comentar públicamente aspectos personales, como si estoy o no en el paro… ¿Pero qué le importa a esta señora? ¿A santo de qué una diputada, con su buen sueldo, cuyo grupo político socialista se ausentó del Pleno de las Cortes Regionales en el que se redujo el número de diputados (demostrando cual es su interés real…), tiene que publicar semejantes cuestiones? ¿Quiere eso decir que yo puedo publicar cualquier cosa de su vida privada, entonces…? ¿De ella, de su familia, o de quién…? Creo que hemos llegado a un punto de inflexión muy patético, y si aquí ya vale todo, tendremos que tomar nota de ello.

Como es conocido, yo actualmente no tengo sueldo como concejal. Por asistencia a Plenos o Juntas de Gobierno cobro lo que está estipulado, al igual que el concejal socialista Julen Sánchez también cobra por las asistencias a Plenos o a la Junta de Gobierno. El grupo socialista rechazó trabajar sin sueldo por su pueblo con una concejalía, puesto que lo único que deseaban era tener puestos en Junta de Gobierno o Geursa para poder cobrar. Ahora, de trabajar… ¡¡nada de nada!! Es tremendo también cuando se meten en su escrito con el tema de la maternidad de Mari Ángeles, ¿acaso no cobraron Concha o Loli su maternidad…? ¡¡Concha dos veces!! ¿Cómo pueden ser tan machistas, retrógrados e hipócritas, a estas alturas…? ¡¡¡Y "socialistas"!!!

Les encanta calificar como de "rabieta" mi salida del Grupo de Gobierno Popular, así como utilizar expresiones como "vuelta al redil", "sumisión", etc., refiriéndose a mí. Más de lo mismo, sólo pretenden crear mal ambiente, enturbiar relaciones o vaya usted a saber, pero lo único que consiguen es enterrarse cada vez más en su propia bilis. Cuando el señor Montesinos nos aburre a todos en los Plenos con sus interminables letanías, aún tiene la cara de decir después que sólo busca la colaboración, el ayudar, encontrar soluciones… cuando día a día demuestra que está en la antítesis de todo eso. Un claro ejemplo es cuando habla de la creación de empresas y de empleo: me gustaría conocer la opinión sobre él de aquellos empresarios y emprendedores a los que niega o negó personalmente el crédito en el Banco Pastor, como Jefe de Riesgos o Director que fue de la entidad (ahora parece ser que tiene otros cometidos en la misma…), colaborando así con la destrucción de empleo en nuestro país, para luego decir alegremente que el dinero "sale de donde sea", según expuso en un reciente Pleno.

Como podemos ver, el grupo socialista, encabezado por sus líderes indiscutibles, ha perdido cualquier atisbo de credibilidad. Uno de los detalles que lo evidencia es su rechazo frontal a Caudete Digital, y a todo lo que tenga que ver con los medios y la libertad de expresión. Siempre fueron contrarios a la información: constantemente rechazaron la radio local, cuando podía haber existido a nivel municipal desde hace años (ni siquiera solicitaron la frecuencia que le correspondía a Caudete), controlaron firmemente la televisión local, no deseaban entrevistas "en directo", salvo las manipuladas previamente… Ahora, como se puede ver, les molesta que opine, que hable de lo que pienso, que quiera debatir cualquier tema. En fin, son formas de hacer las cosas que delatan claramente qué podemos esperar de ellos, y si bien hasta ahora he procurado mantener unas relaciones normales, no puedo por menos que sentir un rechazo frontal ante estas actitudes destructivas.

Para terminar, y para tranquilidad del grupo socialista, quiero decir que sí, que estoy en el paro, pero que sólo recibiré la prestación que me corresponde prácticamente hasta final de este año. Pueden respirar tranquilos, porque no tengo trabajo y, como tantas otras personas, me veré en dificultades para llegar a fin de mes. Por lo tanto, alégrense, socialistas, porque ni tengo sueldo, ni pronto tendré prestación, porque esa, al parecer, es vuestra gran obsesión; y es que, a pesar de que se os llena la boca con vuestra preocupación por los parados, realmente os referís a los parados con carnet del PSOE.


Deja una respuesta