guardia civil 2022 caudete digital

La Guardia Civil de Albacete refuerza el operativo de la campaña olivarera para evitar los robos Este operativo se verá reforzado con el apoyo de otras externas como el Servicio Aéreo de la Benemérita de Murcia, con el apoyo de un helicóptero, o el Grupo de Caballería del Cuerpo

Sucesos

Con motivo de la campaña de recogida de la aceituna, la Guardia Civil de Albacete ha establecido un dispositivo en toda su provincia encaminado a la vigilancia y control, tanto en la recogida de la aceituna, como en su transporte y puntos de recepción, con el fin de evitar el robo y hurto de dicho fruto.

Al igual que en campañas anteriores, la Guardia Civil albaceteña cuenta con sus propias unidades para el operativo especial, como son: las de Seguridad Ciudadana, Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), Equipos ROCA, Equipo PEGASO, Subsector de Tráfico, Unidad Orgánica de Policía Judicial, Grupo de Información y Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC).

Además, este operativo se verá reforzado con el apoyo de otras externas, como el Servicio Aéreo de la Benemérita de Murcia, con el apoyo de un helicóptero, o el Grupo de Caballería del Cuerpo.

Grupo de Caballería

La escuadra desplazada hasta la provincia de Albacete, que cuenta con cinco agentes, con sus respectivos caballos, vienen a completar el dispositivo ya preestablecido en zonas de especial incidencia.

El servicio a caballo permite realizar una mejor vigilancia en zonas complicadas para vehículos de dos o cuatro ruedas, por lo que podría ser habitual encontrarse, entre los olivares albacetenses con el servicio ecuestre de la Guardia Civil.

El Grupo de Caballería de la Guardia Civil, creado en el año 1958, depende de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS) del Cuerpo, situándose su base de operaciones en el acuartelamiento de la Benemérita de Valdemoro (Madrid).

Los integrantes de este singular grupo ecuestre realizan servicios de una tipología muy variada, como en labores de restablecimiento del orden público y control de grandes concentraciones de masas (festivales, romerías, etc.), protección de altas personalidades, prevención de incendios forestales y protección del medio ambiente, vigilancia de zonas agrícolas y ganaderas en época de recolección, o los tradicionales de honores y protocolo.