La Oficina de Información al Consumidor de Caudete informa de las nuevas características de la etiqueta energética

General

La Oficina de Información al Consumidor de Caudete ha informado de las nuevas características de la etiqueta energética actualizada.

La simplificación de la etiqueta energética de los electrodomésticos, volviendo a la escala inicial de la A a la G, ya es una realidad. Desde el 1 de marzo de 2021 ya es obligatorio que los electrodomésticos incorporen la nueva escala energética, aunque en los pasados meses muchos de los usuarios que hayan comprado una nueva lavadora, lava-secadora, frigorífico o pantallas (televisores o monitores) ya han podido ver en el embalaje la nueva etiqueta, conviviendo con la anterior.

Los principales elementos de la nueva etiqueta son:

  • Código QR: la adición del código QR permite a los consumidores obtener más información sobre el aparato simplemente escaneándolo con su teléfono inteligente
  • Nueva escala energética: de A a G, sin más clases ‘+’
  • Consumo energético: es específico para cada producto. Los frigoríficos, por ejemplo, incluirán su consumo anual; los lavavajillas, lavadoras y lavasecadora informan del consumo de 100 ciclos. El consumo de monitores y bombillas se refiere a sus horas de uso, concretamente 1.000 horas
  • Pictogramas: indican el rendimiento y las características del producto. Según el dispositivo, el número y el tipo de pictogramas pueden variar.

Por tanto, la eficiencia energética de los productos no cambia, pero sí el reescalado y la letra a la que pertenecían. Han desaparecido las clases energéticas A+, A++ y A+++ por saturación de estos modelos en el mercado. Con esta metodología, resulta probado que un electrodoméstico calificado con A+++ puede aparecer ahora con una etiqueta de clase B o inferior. Conviene saber que se podrán vender productos con el etiquetado energético anterior hasta el 20 de noviembre de 2021.

Las fuentes de iluminación lámparas y bombillas también se regirán por este etiquetado energético, a partir del 1 de septiembre. En 2022, el etiquetado será obligatorio en el aire acondicionado y las secadoras.

Comparte esta noticia:
- | |

Deja una respuesta