¡Quédate en casa!

Editoriales

Es urgente que todos sigamos esta orden: ¡quédate en casa! Mucha gente todavía no es consciente de que es la única solución al grave problema que nos afecta.

Nos ha costado entender que estamos ante una situación muy preocupante. A mí, el primero: sólo desde hace dos semanas escasas he empezado a tomármelo en serio. Ahora estoy recluido en mi casa y os pido que hagáis lo mismo.

A estas alturas, no hace falta que os explique nada sobre el coronavirus, precauciones para evitar el contagio o qué hacer si se tienen síntomas. Sólo os puedo asegurar que no salir de casa es la única manera de atajar la pandemia.

Si todos seguimos esta premisa, conseguiremos que baje la curva de contagios, y en unas semanas podemos estabilizar la situación. En caso contrario, tendremos un problema muy serio.

Aunque ha habido mucha confusión al respecto, no se trata de una gripe. La mortalidad del coronavirus es baja, pero su capacidad de contagio es asombrosa. Por lo tanto, puede morir mucha gente si no lo frenamos.

Por favor, pensad una cosa: vais al supermercado para prevenir las consecuencias del coronavirus, pero no pensáis en la cantidad de gente que se puede juntar en un momento… Hay que comprar, eso está claro, pero, si es posible, no vayáis con los niños. Id sólo uno, aunque hagáis dos viajes. O tres. No expongáis a vuestra familia a un riesgo innecesario. Utilizad los guantes para el pan, para la fruta… No toquéis por tocar, si no lleváis guantes. Tampoco gritad, y si no tenéis más remedio que llevar a los niños, evitad que corran, que molesten a los demás… Ahora más que nunca.

Digo lo del supermercado porque es un punto delicado, donde nos juntamos mucha gente, y donde, a veces, surgen nervios. Tenéis que estar tranquilos: si hoy no hay de lo que quieres, mañana habrá. El abastecimiento está asegurado. No agobiéis a los trabajadores, que bastante hacen con estar trabajando en estos momentos. Sed amables con ellos: gracias a ellos, y a otros profesionales, seguimos comiendo.

Yo voy a quedarme en casa, y saldré a hacer mi compra semanal, y nada más. Es una M….. , ya lo sé, pero se trata de una excepción en nuestras vidas.

Si no lo hacéis por vosotros, hacedlo por la gente que queréis… pero no salid a la calle salvo que sea imprescindible.

A partir de ahora, voy a procurar no publicar sobre coronavirus nada más que lo imprescindible, y si es urgente. Vamos a relajarnos y a dejar pasar el tiempo. Más o menos, todo lo tenemos claro: está todo cerrado, el abastecimeinto está asegurado y no hay que salir a la calle.

¡Ánimo!

Caudete Digital

Comparte esta noticia:

- | | |

Deja un comentario