Todos locos y muchos depravados

Lectores

Artículo de Opinión – José Sánchez Amorós /


Caudete, aunque no es exclusivo, destaca por su descomunal ruido tipo botellones, voceríos, principalmente procedentes de bares nocturnos sin control, guaridas infames y otras maravillosas fuentes, como atronadores altavoces con bombo ferocísimo, que dicen que es la música reclamo.

Cuando no hay ley, o esa ley está mal concebida por las Autoridades y peor aplicada, se llega a extremos de convivencia imposible, entre los que actúan sin ninguna ética y numerosos vecinos que han de soportar una sociedad, principalmente joven, que no es otra cosa que podredumbre, sin límites, que actúa cual verdugo y desprecia a quienes no participan de ese infierno, pero que sí que participan de sus consecuencias. Esa agresión que reciben, sonora principalmente, junto a otras porquerías, y a quienes no se atiende como se merecen, es causa de infinidad de males de todo orden para ellos.

No se puede ser optimista estando sometido a una sociedad que ataca sin compasión, con la sinrazón que exponen de que en su mayoría son jóvenes y tienen derecho a divertirse. En realidad se divierten estando sometidos al derecho que consideran que les pertenece. Pues no, en absoluto. No les pertenece ni merecen si, como consecuencia, determinan que otros vean atacados sus derechos elementales, como es el del descanso, el de la tranquilidad, el del sueño, el del silencio, el del silencio, el del silencio.

El silencio es uno de los mayores bienes para un ser humano, el peor, el más destructivo, el más atroz de entre los animales, a estos últimos a los que imbécilmente se califica de irracionales. Aquí el único irracional, la única bestia, es el ser humano.

Y si no hay una autoridad decente, responsable, implicada en el bienestar de las personas mayores que ponga límite a tanto desbocamiento de jóvenes y menos jóvenes, que también los hay, entonces asistimos a la decadencia absoluta social. Que no vengan luego a decirnos que si libertad, igualdad, fraternidad (el imposible hipócrita lema que surgió de la brutal Revolución Francesa), de la ecología, que si energías renovables, ¡sí, un asco! y que si pollas en vinagre, porque no hay nada que hacer. Y todo eso, que tanto predican los políticos, es una puta mentira, en la que ellos son maestros refinados. Y a más poder, peor. Lo que a escala mundial (América, o sea, los Estados Unidos), se significa en una progresión geométrica.

José Sánchez Amorós

Comparte esta noticia:
- |

Deja una respuesta

casinos online españoles