unidas por caudete digital

Unidas por Caudete insta al equipo de gobierno municipal a frenar la instalación de la planta de biogás Señalan que la gestión de 60.000 toneladas de residuos requiere de un volumen de agua que difícilmente se puede garantizar

Política

Comunicado de Unidas por Caudete /


La semana pasada el Alcalde Moisés López informó a la población de que la empresa RIC Energy tiene previsto instalar en el Parque Tecnológico de Caudete una planta de biogás que tratará alrededor de 60.000 toneladas de residuos al año para producir biometano a través del biogás derivado del aprovechamiento de los residuos agrícolas.

Esta planta generará 7 u 8 puestos de trabajo directos.

Las plantas de biogás que actualmente funcionan en nuestro país utilizan como materia prima un abanico amplio de residuos: purines procedentes de las granjas de cerdos, lodos de depuradoras urbanas y de procesos industriales, restos de mataderos y cadáveres, estiércoles, fracción orgánica de residuos sólidos urbanos (basura) y restos alimentarios y agrícolas de todo tipo.

La experiencia de otros municipios en los que ya existen este tipo de instalaciones nos indica que el transporte, el almacenamiento y la gestión de estos residuos provocan graves problemas de contaminación.

La llegada a la planta de 60.000 toneladas anuales de residuos, junto a la salida de los camiones con el biogás obtenido, supondrá un incremento de la circulación de vehículos pesados por las carreteras de Caudete de en torno a 7.800 camiones al año. Estos camiones irán cargados con mercancías peligrosas y altamente contaminantes. Las consecuencias más inmediatas de este tránsito será la presencia casi permanente de malos olores, un prematuro deterioro de las vías de tránsito y un incremento de las emisiones de CO2 ya que algunos de estos camiones vendrán de muy lejos.

A estos efectos nocivos cabe añadir el grave riesgo de filtraciones tóxicas procedentes de los residuos almacenados que contaminen el suelo y las aguas subterráneas.

La instalación de una planta de estas características en el polígono industrial se va a convertir, además, en un factor de atracción de otras instalaciones nada deseables como las macrogranjas de cerdos, al tiempo que disuadirá de instalarse a empresas dedicadas a otras actividades menos contaminantes.

Por último, cabe señalar que la gestión de 60.000 toneladas de residuos requiere de un volumen de agua que difícilmente se puede garantizar con la situación actual de sobreexplotación de los acuíferos que abastecen a Caudete.

Es por todo ello que desde Unidas por Caudete nos oponemos a este disparate y emplazamos al Gobierno municipal de PP y VOX a poner todos los medios a su alcance, modificando las normas urbanísticas si fuera necesario, para impedir que esta catástrofe se consume.